7.5.06

el homeless erótico

"
¿En qué se convierte un escritor sin (menos) su escritura? En un sacrificado. Una especie de homeless erótico que sólo puede constatar una y otra vez la misma evidencia: que no hay imagen, no para él, sino para lo que él mismo ha desnudado al renunciar a escribir: su deseo. Tal vez ese sacrificio de la escritura sea lo que Barthes llamaba escribir un diario a muerte: llevar al límite la desposesión, quedarse sin escritura, perder lo más preciado para no ganar nada.
"



Alan Pauls
sobre Incidentes, de Barthes

2 comentarios:

eL CoNo dEL eNCoNo dijo...

Gracias por tu paso por mi blog. Los pasos son siempre bienvenidos. Por otra parte acepto tu/s crítica/s, y lo bueno de la escritura (ya que tantos posts le dedicas a ella) es que uno puede expresarse libremente, desde la sabiduría o desde las banalidades. Tengo la suerte de poder cumplir ambas, y también tengo la suerte de no avergonzarme de ello, de tener la capacidad de realizar críticas constructivas y de evitar ser pretensiosa... mucho menos si sé que, en la escritura, uno nunca deja de aprender. Por más que citemos a Wilde, Shakespeare o Cortázar, nunca vamos a dejar de ser unos perejiles con ansias de progresar (por suerte!).
Saludos

Debret Viana dijo...

no, en la mayoría de las cosas. por ejemplo:
la época entroniza la libertad para promover la falta de educación: basta con decir cualquier cosa porque la expresión es lo que que vale. y no es así: el enunciado requiere de otros atributos - más sutiles y preciosos- que haber sido dicho por un sujeto (sujeto que en este caso se autodomina "perejil",pretendiendo que la humanidad se haga cargo de su unidimensional visión).
Por otra parte:la cita no constituye respetabilidad. en el caso de este blog, no es el depositario de aforismos: se emplean citas que textuales que redirigen hacia llaves que sirven para abrir o lateralizar el la trama (rota) de la obra general.pero más que citar,es nesario pensar.
y finalmente, no es escritura lo que sucede cuando se comenta si tal muchacho que nos quremos apretar es un "pendejo", o si uno, en un boliche, te dió un beso y después besó a otra. todo eso constituye el costo de estar vivo,la frivolidad. escribir ese tipo de cosas - rebajar la escritura hacia esos rincones- sirve para los amigos. pero es pura nada: narcisismo inmotivado.