5.5.06

¿ ?



¿Pero no es una emboscada ansiar la verdad movilizando los lujos del lenguaje? Ya que no hay novela - o la novela se rompió -, ¿no habría que perder lo novelesco: no habría que ser áspero, crudo, completamente cierto?¿Es posible creer que el lenguaje estetizado - que no es nada excepto vanidad - podrá descifrar lo terrible, lo despiadado, lo muerto en lo vivo; y expresar - finalmente - lo silencioso del alma que calla incierta ante sí misma?¿No es hora de hacer arder la ficción, de terminarla: de mirar los hoyos del cadáver que pende en la otra orilla de la literatura?
Tal vez hayamos hecho las preguntas incorrectas.
Tal vez haya que preguntar:
¿es posible no ser completamente - inmundamente - falsos?¿fuera de la ficción: hay algo? ¿hay alguna manera de que podamos abrir la boca, apoyar la lapicera en el papel, enfocar la cámara y no crear, brusca y violentamente, otra cosa que ficciones estériles, furtivas desrealidades y naufragio?
Y lo silencioso de esa alma:
¿no será la nada metafísica, la indigestión de las ideas que atravesada de monotonía predispone al cuerpo - ya frágil de estropearse bajo el clima de la otredad - al delirio encendido de las ficciones diurnas?
No sé, no importa.
En todo caso, queda enrarecido el aire desde donde son pronunciadas estas cosas. Vertidas fuera de sí, son como un dentelleo en plena tiniebla, que distrae del vacío circundante. Puede que haya cedido - una vez más - a la seducción del lenguaje, a la orfebrería vacua del oficio: tampoco se pretendía desmembrar lo oculto combinando palabritas. Supongo: se reincide en el verbo - incluso para decir lo mismo - porque es otro de los residuos de la desesperación: la desesperación tienen sus actividades. Esa noche tenía muchos días detrás. Esa noche ya no se pudo escribir nada; excepto que era tarde, que otra vez había hecho frases con su desierto desorientado, que el universo quedaba intacto.
________________________
no insistir: no es un poema.
foto: D. V.
(como casi todas, pero se olvida de anotar)

14 comentarios:

Daniela dijo...

Lo silencioso de esa alma: todo lo que el silencio esconde detràs. Monòtono, fràgil de estropearse. Como un puente hacia algo desconocido y mucho màs sencillo, quizàs.

Laura Hammer dijo...

Admito que tuve que releer el texto, para capatar parte de la esencia que querias transmitir.¿que realidad no es ficción? ¿acaso no nos inventamos a nossotros mismos en cada palabra aderezada?...para hallar el cadáver de la otra orilla probablemente solo haga falta cruzar exprimiendo la vida a cada nueva frase escrita.

me agrado llegar hoy a tu espacio. te leo.

Laura.

daniela dijo...

A medida que releo ¿?, tus palabras se vuelven intensamente hirientes. La ficciòn hecha cenizas, ardiendo en llamas. La novela hecha pedazos. Condenando al silencio como si fuera fuera un suicidio.
El final es un verdadero comienzo que proporciona un significado interesante, la hora de ser despiadados y crudos...:
Debret, lograste que tu filo duela irremediablemente.

Debret Viana dijo...

Laura:
es factible que ingresando de golpe por estos suburbios empieces por la desorientación (que es una disciplina harto didáctica). Sucede que eso que se comprende poco es una de las piezas sueltas, de las llaves que abren (un poco, al menos) la obra general. son las ansias que un escritor tiene por asimilar las fronteras entre la ficción y la vida: su propia imposibilidad de decir algo que no se transforme de inmediato en otro instrumento falso de su literatura (que todo devora).
pero: "...para hallar el cadáver de la otra orilla probablemente solo haga falta cruzar exprimiendo la vida a cada nueva frase escrita."
eso está muy bien, Laura. muy bien.
un saludo.
y gracias por leer.

Debret Viana dijo...

supongo, Daniela, que despertar al cuerpo (aunque sea a su propia agonía) es un trabajo del que cualquier prosa debe sentirse orgullosa.
un abrazo, niña

marcelo dijo...

creo que el texto - de por sí maravilloso - está encantadoramente ubicado en el centro de la problemática del autor, su obra y la vida ( o la realidad, como se quiera)y la manera en que esa tríada no logra convivir, o convive a duras penas, en una batalla a veces sublimada y otras veces explícita. como uno ataca a otro, o chupa la sangre del otro o exhibe descarnadamente al otro para poder sustentarse. en fin, me ha hecho rever mis lecturas de todorov y barthes de una manera interensante. te mando un saludo debret, y sigo leyendo.

Dahlia dijo...

Querido Dev: el cuerpo nunca estuvo dormido...pero las prosas le proporcionaron un gran sacudòn.
Abrazos.

Debret Viana dijo...

el cuerpo se distrae de la severidad de la existencia: hay cosas que lo fuerzan a confrontarse consigo mismo (con la parodia en que se transforma en el devenir).

Me gusta Dahlia (como en: "acaso estén abiertas todas esas dalias, me pregunto si..."); es una bonita máscara. Te sienta.

Daniela dijo...

Es màs que confortante que esta màscara te haya traìdo a la mente una melodìa tan hermosa.
(Y es cierto: en gran medida, fue "surcar el baùl interior". Violentamente.)
Hasta pronto...

jime dijo...

hermoso hermoso texto.

Anónimo dijo...

es una mierda bien mierda su poema mierda que pertenece a la literatura mierda de las mierdas escritas por todos los escritores mierdas que pululan en este pais mierda como moscas de mierda escupiendo sus mierdas ¿no cree sr. viana que hay demasiada mierda, obviando mi prosa de mierda?

Debret Viana dijo...

creo que el texto dice, llegando a su fin algo como: no es un poema. por lo que ya tenemos un problema de género.
luego, conozco muchos escritores nefasto que recorren las letras de este país. desde luego,no me cuento entre ellos.
y, para finalizar, sucede que cuando uno repite tanto una palabra, la fuerza a vaciarse de sentido. su comentario me ha llegado poblado de una abstracción que me dificulpa expresar cualquier parecer. creo que hay una literatura horrenda engendrada desde la superficialidad de las cosas, y la vana idea que creer que expresar algo que a uno le ocurra ya es literatura. no creo pertenecer a esos círculos.

Anónimo dijo...

¿Abstracción, abstracción, que ha querido decirme el sr. debret viana, por favor, dimelo? No pertenezco a esos circulos me dice, abstracción, pero yo digo, abstracción, que es mejor pertenecer a un circulo y mantenerse en la superficie que perderse en su interior, y cito porque cito al sr. menard que ha dicho desde la nada y con boca de otro que todo es literatura salvo aquella que no está, pero si no está ¿por que crearla? Ah, esto ya no lo sé, abstracción, quizá nuestro amigo de los supracirculos pueda decirnoslo ¿que me dice sr. viana, le contestará a la abstracción? ¿o mejor preferirá no citar y dejar que las cosas vuelvan donde ya están?

Debret Viana dijo...

creo que voy a comenzar a replantear esto de mi celebridad. parece atraer demasiados freaks.