13.8.06

reincidencias

…seguir diciendo lo mismo en otra parte (acaso como yo, como aquí: cada vez con menos fuerza, cada vez con mayor monotonía). Lo más probable es que comience otro página (otro ritual) y allí reincida en los motivos ya inaugurados.
Yo, indigno de la prosa – indigno de la novela – tristemente recaigo en el fragmento: es como si las heridas metafísicas de mi alma (de mi ego) se exhibieran como los espacios blancos en la hoja, tajando e impidiendo la unidad, el texto, la catarsis definitiva, la que me deje, de una vez y para siempre, seco de mí (de mi pasado).

2 comentarios:

rain dijo...

Creo comprender lo que expresas Debret Viana. En otra interioridad, que es la de quien te escribe, eso ha pasado, pensar en esos impedimentos...

A veces he pensado demasiado, y si hubiera sido por el impulso otro hubiera sido el curso del puerto, y sin embargo persisto.

No sé si hay necedad o resistencia en mi decisión.

Lo sabré...

Encuentro tu blog con esas melancolías, opacidades, franquezas extremas, todo tan valioso, en lo que tu soledad confrontada se expande. Debret Viana, me resulta imposible, que este ritual tuyo no altere al lector, movilizando su maquínica, su operandus existencial...

Yo al venir aquí, entro a la experiencia de aquello que no se repite con facilidad, como si consumieras algo que te gusta y nada más.


Gran salute Debret Viana y si acometieras otro ritual, espero verlo, espero ...

Aunque sé que en un ámbito general, no tengo por qué esperar algo...

Debret Viana dijo...

mucho más arduo me resulta responder a este tipo de mensajes encantadores que ejercer el pugilato tìpico contra los enemigos que el empecinamiento en la elaboraciòn de literatura me va ganando.
supongo que es algo asì lo que se pretende(algo como lo que en vos parece que se logra): escribir, al fin y al cabo, como decir: yo no soy solamente este cuerpo, esta sucesiòn de acciones diurnas, estas ropas y estos gestos. forzar a la soledad a hacer piruetas hasta que rozando otra soledad quede la marca - leve * de esa experiencia (experiencia puntalmente como tal: algo que se viviò).
un abrazo, rain.
y rituales emprendo varios; suelen necesitar la luz de un lector sensible.