27.8.06

posesión del silencio

Yo no domino este diario.
Si lo dominara, podría dejar de escribirlo.

2 comentarios:

enfanterrible dijo...

Se enganchan a nosotros y las palabras toman posesión nuestro...

Saludos.

Debret Viana dijo...

adhiero a esta idea: el escritor es un enfermo que hace de su enfermedad algo socialmente útil.
No deja de ser un rehén, un cautivo.
saludos, enfant.