18.12.06

conspiración en la oscuridad





(...) Mucho se ha discutido acerca de la irresoluble respuesta a ala pregunta: ¿mientes? Pero pregúntale a alguien que está a tu lado, muy quedo para no despertarle: ¿duermes? Si responde que está durmiendo, miente. Pero puede responder con el juego del sueño, que no es mentir, sino jugar a la mentira. Hay una gran diferencia, porque éste es un juego de amor. La pregunta en sí es un juego de amor, ya que supone que el otro no duerme, aunque toma todas las precauciones para no despertarlo. Por otra parte, es una única y misma pregunta: ¿me amas?, ¿mientes?, ¿duermes? Y la respuesta: sí te amo; sí, miento, sí duermo, también es paradójica. Pero no es mentirosa. Sencillamente viene de otro mundo, que no es la verdad del primero. “Sí, duermo; sí, miento; sí, te amo” atestiguan un sonambulismo maravilloso y, a fin de cuentas, una gran lucidez sobre las relaciones que establecemos con la realidad en el sueño, en la mentira o en el amor.




en Cool Memories
Baudrillard


///


(Así es como creo que funciona el texto: la esencia de las ficciones (su distancia de la verdad y de la mentira; su desesperación erótica; su estado híbrido entre vigilia y sueño; etc) – por lo menos en el caso de Ínfimos Urbanos - yace inscripta en este fragmento que, por supuesto, habla de otra cosa) (para encontrar algo es imprescindible estar buscando otra cosa).

7 comentarios:

Rain dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
rain dijo...

O la confluencia de trazos en el viento y esos tajos en el tiempo

la imaginación constante
cierta alegría que se enreda entre las palabras, aunque de éstas salga una melancolía sin pausas

a veces más intensa
otras, menos

aquí he encontrado caminos sinuosos, y tomando el mate, al llegar aquí, veo a Debret Viana, escribiendo

y es verdad Laveron,
Debret dibuja en el viento...

marco antonhy dijo...

la verdad, este blog, la prosa, lo cuidado de las imagenes, la manera en que se logra esa intimidad tan sensible, todo totalmente hermoso. mis humildes felicitaciones.

cecilia dijo...

me da miedo, esto de estar ante la presencia de un ESCRITOR...

Anónimo dijo...

el mecanismo sutil de la perversión humana funciona así...te da y te resta. Es bifronte. La vida corre en líneas paralelas. La literatura las intersecta...o mejor aún, rompe el espacio euclidiano y construye quimeras en el vacío, entre dos aguas.

Lili dijo...

Felicidades Debret!!!
un beso

Debret Viana dijo...

sí, cecilia: es siempre algo monstruoso.

______

laveron: no me desagrada nada esa idea.

_____

lili: ?
ok, un beso.