13.1.06

La Verité

más apuntes sobre la verdad
(fragmento de un ensayo sobre Michelangelo Antonioni; 2004)
Remember el GOLEM: la verdad implica la muerte[1]: la verdad es aquello que deja al descubierto la muerte; llegar a ella es ya no poder ir a ninguna otra parte: conviene, desde nuestra temerosa fragilidad, multiplicarla con espejos y palabras: si la verdad acepta diferentes formatos, tal vez su potencia no sea demoledora (o tal vez sea como ese libro de la mitología turca: si alguien determinado día alcanza una precisa página de cierto libro a las tres de la tarde, muere). Un poco como Wilde: si el artista es el artífice de la mentira, la Verdad tiene que ser un territorio gris y seco; tengo para mí que se entiende mucho más bonito las cosas que cómo realmente son: la lectura (la subjetividad) derrama su belleza sobre lo que mira: como es frágil, necesita distraerse con figuras, como estamos solos, necesitamos historias: precisamente en los sitios ambiguos es donde nuestra individualidad puede expresarse con mayor soltura; nada – y menos uno mismo – sobrevive a la Verdad (el amor, la literatura, las artes, la filosofía, el fútbol, perecerían ante la verdad: serían como urnas vacías que ya no vibran). Por piedad, no se pretende aprehender la Verdad (sería una cacería ilusa) sino ir errando, y que cada equívoco sea una música como una caricia.
____________________

[1] El nombre Golem, EMET, significa verdad. Sustrayéndole una letra (MET) significa muerte.
__________________

2 comentarios:

Ma Meen dijo...

No sé quién eres...
pero me gusto mucho lo que escribes, un buen stylex

espero que en algún momento nos contactemos, por lo pronto felicitaciones y seguire visitando tu sitio

Debret Viana dijo...

agradezco el comentario. acaso mientras desconozcas quien soy podrás encontrar algún agrado en estas ficciones.
hast pronto.