1.1.07

palimpsesto

No siendo escribir una actividad normativa ni científica, no puedo decir por qué ni para qué se escribe. Solamente puedo enumerar razones por las cuales creo que escribo:

1) por una necesidad de placer que, como es sabido, guarda relación con el encanto erótico;
2) porque la escritura descentra el habla, el individuo, la persona, realiza un trabajo cuyo origen es indiscernible;
3) para poner en práctica un , satisfacer una actividad distintiva, producir una diferencia;
4) para ser reconocido, gratificado, amado, discutido, confirmado;
5) para cumplir cometido ideológicos o contra-ideológicos;
6) para obedecer las órdenes terminantes de una tipología secreta, de una distribución combatiente, de una evaluación permanente;
7) para satisfacer a mis amigos e irritar a mi enemigos;
8) para contribuir a agrietar el sistema simbólico de nuestra sociedad;
9) para producir sentidos nuevos, es decir, fuerzas nuevas, apoderarse de las cosas de una manera nueva, socavar y cambiar la subyugación de los sentidos;
10) finalmente, y tal como resulta de la multiplicidad y la contradicción deliberadas de estas razones, para desbaratar la idea, el ídolo, el fetiche de la Determinación Única, de la Causa (la caualidad y la , y acreditar así el valor superior de una actividad pluralista, sin causalidad, finalidad, ni generalidad, como lo es el texto mismo.




en Variaciones sobre la escritura
Roland Barthes

4 comentarios:

Tzarel dijo...

Barthes dejando constancia de las más profundas aspiraciones del escritor que ve y vive en el mundo sin más elemento vital que la escritura. Alimentándose de los epígonos, sabiendo que la palabra se torna múltiple, que se bifurca y proyecta, se sumerge y se suicida, renace, y existe otra vez, en la oscuridad más profunda y reveladora.
Debret Viana, un honor, seguirle, aunque no comente constantemente. Soy un caminante nato, por lo que largos tiempos estoy fuera de la blogósfera. Al volver, su blog es uno delos imprescindibles en mi recorrido.
Le saludo admirativamente, en este año que se inicia. Le auguro grandes logros en su escritura.

Saludos tzarelianos.

Debret Viana dijo...

tzarel: un placer haber logrado su perseverancia. y siga caminando nomás (yo mismo me declaro adicto al wanderlust)que el alma se excita preciosamente con el andar, y bombean mejor las ideas.

Anónimo dijo...

para mover el aire de las grietas...

Rain dijo...

La lectura de este texto unida a
"el alma se excita preciosamente al andar", me ha conmovido. Y pensar que a veces todo se siente tan etéreo...

Salute.