17.6.06

exactitud de los espejos abruptos

Llovía. Salí a la calle a sentir las gotas. Heladas. En un charco busqué mi reflejo, acribillado por las gotas de agua - violentas, grises -. Era como un espejo roto; un espejo improvisado rompiendose infinitamente, astillándose sin llegar a quebrarse. Pensé: mi biografía.

2 comentarios:

Peripecias de un Naufragio dijo...

Demaciado intimista y con esa sobriedad que mata. Exelente diria yo.

Llegue aqui quin sabe como, pero heme aqui.

Saludos desde Monterey,Nuevo León. México.

Debret Viana dijo...

creo que esa es la mejor manera de llegar a alguna parte. todos los mapas mienten (complot de cartógrafos)

saludos desde buenos aires.