11.12.10

aleturgia

Al fin de cuentas, lo que importa decir, no será dicho. En algún punto, antes de todo, hubo un pacto: el silencio, a cambio de la verdad. Por eso ahora, aquí, hay que decir otras cosas.

1 comentario:

federic dijo...

habra que conformarse con las mentiras?
yo creo que la mentira esconde siempre algo de esperanza, digamos que por una verdad existe.

saludos
liindo espacio