23.11.09

lo real, y sus opciones de mierda


Ingreso progresivo en el crudo espanto de lo real. Debret Viana se halla ante la disyuntiva épica. El carácter cool de su despojo y la fase elegante de su carencia de medios se han visto transformados en lisa y llana pobreza marginal, a tres o cuatro pasos de la categoría de homeless. Entonces, ¿qué hacer? Las alternativas de Buenos Aires son escasas, y acaso indignas. Lejos aun de las barajas de la mendicidad o el suicidio – y todavía postergando un poco más el exilio -, las opciones se reducen a dos.


1 – El destino kafkiano (o pessoano, como se quiera): esto no se trata de una estilística, sino de algo más mundano. Como Kafka (o Pessoa) conseguir un empleo gris, aburrido e irrelevante, que implicase poco compromiso intelectual y consuma 8 horas diarias seis veces a la semana. Subsistir con el sueldo de ese empleo, y dar las horas que queden (pocas, en la noche probablemente, robadas al sueño) a la escritura. Ante la cercanía de la obliteración, la actividad literaria sobreviviría al costo de volverse casi un hobbie (palabra deleznable, por supuesto). Claro que la concesión a lo real bien puede significar ser abducido por lo real (Charly García dixit: la entrada es gratis, la salida... vemos). Desde luego, se trataría de un empleo horroroso e indigno. Sólo a eso puede aspirarse estos días.


2 – Hacerse el hippie: Tratar de no ceder la higiene personal, pero ir a plazas con pequeños libritos impresos en casa (50 paginas aprox) y con fotografías. Tirar una lona en Palermo, y apoyar los libritos y las fotografías, tal vez vender algo, ser leído un poco, y vivir en el ansia de que un turista pague en euros o, fascinado, guste financiar una edición real y resuelva así la impronta de eternamente inédito que ha cultivado. Volver la propia obra (vastísima, por cierto) un capital productivo tiene su parte seductora. Sin embargo, por más que las palabras de Debret Viana se vuelvan objeto, las expectativas de venta son discretas (por no decir flaquísimas). Y entre tanto, el hambre – y las facturas impagas – se avecinan.


*



Las opciones distan de ser ideales: al contrario, son lo que queda después de haber arañado el fondo  del último tarro de mermelada. Debret Viana abre la heladera y como está vacía su mirada va dar sin escalas al fondo, donde ve su reflejo en una chapa de metal. En el espejo improvisado corrobora el paso del tiempo, y el declive. Las ojeras ya no se limpian solas, las marcas de la piel se profundizan, ya tiene un poco de panza, la barba de 3 días, desprolija. Para la cena, ya vislumbra con desdén los fideos en la mesada. En el escritorio encuentra unas galletitas húmedas, y se derrumba en el sofá. ¿Qué hace a las tres de la tarde, en bata, buscando un sentido al universo en las grietas del techo mal pintado? Yo que nací para reina, piensa, en la manera inútil en que un suspiro es pensamiento.

13 comentarios:

Jose dijo...

bueno, no es tan tragico: miralo de esta manera: lo que hiciste hasta ahora fue inproductivo; lo que harás de ahora en mas sera tan inproductivo como lo que no hacias hasta ahora, pero con la salvedad de que tu cuerpo se desgarrará y viviras eternamente confinado a la frustracion eterna y no ya no tendrás más la ilusion de ser un artista brillante.

Debret Viana dijo...

para conversar me caen simpáticos los enanos que ven la piñata y saltan.

sin embargo, temo haber sido malinterpretado. lo que hice hasta ahora fue muy productivo, y vicisitudes vinculadas al desarrollo de un pais nefasto han hecho derrapar lo conseguido.

pero seguimos mezclando las cosas. nunca dudé de mi caracter de "artista brillante", y carecer de dinero por supuesto no hará que empiece a dudar justo ahora. ¿van gogh, poe, modigliani perdieron la "ilusión de ser artistas brillantes" por su pobreza economica? no, para nada. las dificultades, en todo caso, hacen más conciente en el artista su vocación y su potencia.

respondo esto sobre la segunda parte de tu comentario, José, porque la primera escapa a mi comprensión.

saludos.

Mister Bottom dijo...

Además, si a uno se le da por conseguir alimentarse y criar camino a lo hippie o a lo Pessoa, pero es Pessoa, tanto da, créame.

Lo mejor que puede hacer es buscarse el laburo que más pague y menos horas reclame, junto con las menores exigencias y las menores responsabilidades, y nada de éxitos sociales ni buenos sueldos, no señor: esto es el pozo. Muy tranquilo y mucho tiempo libre.

Si llega a caer por aquí tráigase un sillón; yo solo me quejo del dolor de espalda.

jime B dijo...

que hermosa imagen la del final. hermosa, y triste.

Raul Magallán dijo...

a usted le anda faltando un mecenas debret.

Jose dijo...

o una cena, diria yo. manga de chantas porque no invitan una cena a nuestro querido amigo y frustrado artista debret?

Mister Bottom dijo...

Ni loco. La última vez que invité a cenar a un personaje literario me afanó tres libros, se fue sin tirar la cadena, e insultó a mi mujer solamente por mencionar lo mucho que le gustaba Flaubert. Y eso que se había puesto un escote precioso.

Debret Viana dijo...

Mr Bottom;

ese tipo de trabajo constituye una utopía en este momento, en este país.

________

gracias Jime B;
era el sentido de todo el texto.

_________

Raul;

si, creo que exactamente ese es el problema. si le sobra uno, me lo manda. gracias.

Debret Viana dijo...

gracias por la sugerencia, Jose. Me quedo con el mecenas.

_________


Bottom

No se queje, que ese tipo de eventos embellecen el anecdotario.

saludos

Jose dijo...

ajá, lo agarré, ud. querido amigo lo que quiere es fama, no un trabajo, no una cena,no una obra literaria, ud. quiere ser famoso. le doy otro consejo: pongase bello y exhibase en alguna vidriera, estoy seguro que alguien pasará y lo comprará y lo colocará en su hermosa repisa para que pueda mostrar su alegria de ser ahora famoso y caro!

laveron dijo...

aferrarse: esto es un tríptico...dos partes desarrollan el problema y la tercera concluye, CONCLUYE.
o sea...la tercera es la solución Debret, Debret.

las maneras inútiles son las maneras más útiles en este mundo de mierda. no dan de comer y joden desde el pto. de vista de la "culpa" (esa que nos viene, cristianos directos o indirectos)pero son al final las únicas fieles en nosotros. costos pequeños para obras grandes...

Debret Viana dijo...

josé;

no, realmente la fama me interesa poco. no sé de dónde se puede deducir semejante cosa de mis palabras. asumo que usted posee una capacidad para la fantasía extraordinaria.

_________

laura;

sí, es un mundo de mierda. pero hay partes que huelen más que otras.
¿qué se hace, entonces? ¿cómo concluye?

kick me dijo...

es que lo real es una mierda, totalmente