6.10.08

un poco de violencia


La cosa es que te detesto. Que quisiera matarte. Espero que no notifiques a las autoridades respecto de mis promesas. Soy un escritor. No hago las cosas; las digo. Me basta con escribir que quiero matarte para no tener que hacerlo. Así es como si de algún modo, en algún lugar (platónico, etéreo, figurativo) tu asesinato sucediera y me aliviara.

Si me callara… ahí sí tendrías de qué preocuparte.

7 comentarios:

theDruid dijo...

menos mal que los bytes ocupan menos que el papel
sino habria que talar un bosque por las emanaciones
de todo este planeta de simios.............................

Anónimo dijo...

ojala fuera la victima que se promete estrangulada en los renglones, quiero que anuncien en mi autopsia, que los puntos suspensivos fueron la causante de mi muerte con alevosia...

una mujer (literalmente muerta)

Debret Viana dijo...

esas palabras, una mujer, son un raro néctar. inspiran algo que aun no logro precisar, pero que sin duda bulle cerca de la libido.

Debret Viana dijo...

druid; no tengo la más mínima idea lo que habrás querido decir con eso.
pero salud, y etc.

Lidia Gaytán dijo...

Palabras..., será acaso porque las palabras, como dice la gente,"se las lleva el viento" será por eso que nos es más fácil escribir los hechos que hacerlos realidad? O será que en realidad somos tan débiles que con sólo pensarlos y plasmarlos nos damos por "bien servidos".
Yo he querido matar tantas veces en palabras pero ni para eso tengo el valor. Cobarde soy, y me avergüenzo.

Saludos,

Almendra dijo...

me encanta todo lo que tenga que ver con escribir que se mata gente.
saludos y que te pasen cosas raras

Debret Viana dijo...

lidia

es que no todos nos manchamos las manos con la misma sangre. a veces la realidad nos cuesta, y traficar nuestras ideas y sensaciones en acción es un costo tan alto para pagar que el refugio en la media tinta de la palabra es un "como si" efectivo. no te mato, pero escribir que te mato es como si te matara. no es más que una expiación, pero al mismo tiempo es la apertura del infinito.

yo también quiero ser un asesino serial. lo que me mata son los horarios (me perdería lost, no podría escribir cuentos, etc)

un abrazo

______________________

almendra

bueno, muchas gracias. recomiendo la sección policial de clarín entonces.

saludos, y me han pasado cosas rarísimas.