4.9.08

Alguien que se cree abandonado está leyendo, y le duele que la página por la que pasa ya casi acabe, que ya ni siquiera ella lo necesite.

walter benjamin

3 comentarios:

Nenita dijo...

Buff, amigo mío... a veces es tal la soledad, que la compañía de un libro, de un relato, de unas palabras, no son tontería. Y se siente... tal y como tú lo narraste.

Un saludo.

paola monti dijo...

Cierto, se siente, muy fuerte y cala hondo, tan hondo que te deja un hoyo inmenso por donde arrancan tus deseos, tus amigos, la gente...
Cuánta razón tenías Debret Viana!, a cada palabra me siento más y más abandonada y vuelvo aquí, a este enigmático y mágico lugar para sentirme menos sola...

saludos.

Debret Viana dijo...

sólo el silencio puede enmarcar una compañía sincera (que es también una modalidad de la soledad, una intimidad). Ese es el espacio de la palabra, de la escritura.
un saludo, nenita.

-----------

son los sutiles mecanismos de la seducción, Paola. Ser pura ilusión, y saber confundirse con el silencio íntimo en una sutil transparencia.

saludos